Para hacer negocios exitosos hay que pensar fuera de la caja.

La presión competitiva que existe en los negocios actualmente nos ha dejado muy en claro que todo está en un cambio constante y que si queremos seguir creciendo tenemos que dejar de pensar solo en los "puntos" y salirnos de esa caja.